Los pronósticos económicos de 2019 no se han hecho esperar. Pese a que ya hicimos una introducción a finales del pasado año, ahora que ya ha arrancado definitivament eel curso económico 2019 y llevamos un mes vista para poder reafirmarnos, es momento de analizar dos de los instrumentos que mayor atracción tienen sobre los dos principales tipos de inversores (el arriesgado y el conservador). Hablamos del comportamiento del Bitcoin frente al crecimiento del metal dorado, que este 2019 llena de expectativas a los inversionistas del mundo.

Al respecto, cabría destacar las palabras del profesor de Economía Monetaria y Financiera de la Universidad Complutense de Madrid, Pedro Durá, el cual comentó que es “muy complicado” llevar adelante una predicción sobre la evolución de la criptomoneda por el comportamiento volátil que la ha caracterizado.

En el caso del oro, los entendidos argumentan que suele estar descorrelacionado de la bolsa, y eso ayuda a que sea una garantía cuando esta se debilita y cae.

 

Desafío para inversores «titanes»

 

Recientemente, el experto en criptomonedas Nick Szabo, en su intervención durante la Cumbre de Bitcoin en la Universidad de Tel Aviv, criticó el uso del oro físico como respaldo de capital. Para apoyar su teoría recordó las reservas europeas de este metal que fueron robada por los nazis en el año 1938.

Sugirió, en cambio, que las criptomonedas constituirían una alternativa para almacenar las reservas, una arriesgada idea que suma tanto adeptos como detractores.

En ambos elementos, su valor es atribuible a la oferta y la demanda. Son los compradores y los vendedores los que fijan el precio del mercado.

El Consejo Mundial del Oro (WGC, por sus siglas en inglés), en un documento publicado el año pasado, dejó claro su postura frente a la comparación de ambos. Consideran que el oro sigue siendo una inversión segura e integral del valor del mercado menos inestable, más líquida y con mayores regulaciones. Un argumento que esgrimen todos los que se inclinan por su estabilidad a nivel de reservas.

 

Proyecciones para este año

 

Rafi Aviav, director de Desarrollo de Producto de WisdomTree para Europa, cree en una estabilización de los precios en Bitcoin y el resto de las criptodivisas.

Es importante destacar que tan solo el año pasado, entre enero y marzo se desinfló y perdió la mitad de su valor, pasando de 19.000 pasó a los 8.000 dólares y ahí se mantuvo. Desde marzo a octubre se movió entre 9.000 y los 6.000 dólares. En enero de 2019 está por debajo de los 4 mil.

Su precio también depende de si la tecnología en torno a las monedas virtuales se expande, las decisiones o regulaciones que implementen los países en torno a su inversión, como lo ocurrido con China, que vetó el acceso a los Exchange mediante internet, lo que condicionó su desarrollo, y las fluctuaciones del mercado.

Para el oro, las complicaciones de la minería son una constante, aunque muchos citan esta realidad como otra de sus características comunes con el Bitcoin: la escasez.

A través de una encuesta realizada por la agencia Reuters de noticias se pudo conocer que el precio del oro estará en 1.300 la onza en promedio para 2019, lo que representa una disminución debido a que meses se contaba en 1.325 dólares.

Los expertos de la agencia destacan que su crecimiento se ha visto diezmado por el robustecimiento del dólar, que hizo más caro la adquisición de otras divisas para los inversionistas y a la subida de los tipos de interés y la bolsa, pues han arrojado mayores rentabilidades.

Predicen, sin embargo, que la inestabilidad de los mercados a niveles internacionales continua, correspondiente a las tensiones USA – China, las elecciones de legislatura en el primero, el Brexit, entre otros fenómenos, por tanto, las capitales globales podrían inclinarse nuevamente por este metal como un refugio con el que siempre se puede contar.

Las inversiones en oro físico forman parte de la historia mundial, siempre han sido un acierto medible a mediano y largo plazo, pero el inversionista debe tener paciencia.

El Bitcoin y el oro en 2019: dos referencias para la inversión
5 (100%) 2 votes