Cuando se trata de ahorro, las familias españolas han dado prioridad al depósito. Según cifras que maneja el Banco de España, la inversión en este conservador producto financiero superó los 800 millones de euros en 2018, 4% más que el año inmediato anterior.

Hablamos de un nuevo máximo que además por primera vez, supera el umbral de los 800.000 millones, suponiendo, asimismo, un aumento del 22 por ciento con relación al 2008, año en el que estalló la crisis.

Hasta los ahorradores más conservadores, siguiendo los consejos de sus gestores, han tenido que asumir pérdidas contratando productos arriesgados tal como los fondos de inversión, a causa de la baja rentabilidad que ofrecen los depósitos desde la caída varios años atrás.

A raíz del desplome del mercado bursátil en 2018, los fondos de inversión registraron una rentabilidad media anual del -4,81%, según la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones (Inverco). Por tal motivo, los ahorradores han optado por los depósitos bancarios, un producto que no aporta grandes intereses, pero que sí garantiza tanto el capital invertido como la rentabilidad.

 

Desprestigio de los fondos de inversión frente a los depósitos de ahorro

 

La experta de iAhorro, Lucía Veiga, explica los motivos por los cuales los ahorradores españoles prefieren el ahorro en depósitos, y lo atribuye a que “el ahorrador percibe los fondos de inversión como productos con mayor riesgo y más complejos”. A ello se suma que éstos no hayan sido rentables, producto de la mala racha de la renta variable en 2018. Agrega, además, que España es un país de inversores tradicionales y que por más que el mercado promueva fondos de inversión o planes de pensiones no han tenido éxito alguno.

Más de 600.000 millones de euros de los 800.000 millones en depósitos de los hogares que reporta el Banco de España, se manifiestan en cuentas corrientes y depósitos a plazo fijo, así pues, que los españoles prefieren los depósitos o cuentas remuneradas porque son productos que permiten atenuar los efectos del aumento generalizado de precios que ocasiona la inflación y que disminuye el precio del dinero entre 1% y 2% cada año.

Ante esta situación, bancos online y plataformas que permiten contratar depósitos europeos, pusieron a la disposición de los ahorradores productos con una rentabilidad mucho más elevada de lo ofrecido por la banca tradicional española en los últimos años, que han mantenido plazos fijos caso del 0% TAE.

 

Invertir para ganar

 

Para el ahorrista, el ahorro representa inversión y, por ende, ganancia. Sino la hay, no vale la pena. En el caso de la inversión en fondos, no ha sido nada atractiva por diversos motivos. A juicio del socio fundador de Nextep Finance, Víctor Alvargonzález, tiene una causa estructural, en primer lugar, pues las entidades financieras no garantizan una asesoría independiente y, en segundo lugar, una causa coyuntural, que se relaciona con la rentabilidad que prácticamente es nula.

Por su parte, Javier Mezcua, de HelpMyCash, resalta que la caída de los fondos en un 3% obedece a que muchos se fueron de los depósitos a los fondos buscando mejores rentabilidades y salieron decepcionados. Otro factor lo añade Estefanía González, portavoz de finanzas de Kelisto, quien señala que el crecimiento económico ha mejorado el sector empleo, permitiendo a su vez que la capacidad de ahorro sea mayor.

La inversión en depósitos a plazo fijo ofrece tranquilidad al ahorrador, no obstante, teniendo en cuenta la inflación, la rentabilidad real puede ser negativa. Alvargonzález afirma que “si se tiene en cuenta la inflación de 2018, que cerró en el 1,2 por ciento, la rentabilidad neta de los depósitos debería haber sido, como mínimo, de esa cifra para no perder dinero”.

Ahora bien, la posibilidad de perder más dinero del aportado en diferentes productos de inversión le resta importancia a la posibilidad de perder el poder adquisitivo invirtiéndolo en un depósito con bajos intereses, opina Veiga. Es un mero factor psicológico quizá, pues el ahorrador no notará la perdida de dinero en la cuenta corriente como lo hará con un fondo.

Los depósitos de ahorro frente a los fondos de inversión
5 (100%) 2 votes