Hoy en día, invertir dinero es una buena forma de obtener beneficios a largo plazo, sin embargo, hay que saber muy bien elegir las alternativas que nos generan buenas contribuciones. Lógicamente a nadie le gusta perder y, más cuando se trata de una elevada cantidad de capital. Por fortuna, los índices bursátiles mundiales son unas de las opciones que están en auge, especialmente porque proporcionan información valiosa para hacer operaciones óptimas.

Para quienes no saben de qué se trata, un índice bursátil no es más que un número estadístico que nos refleja las fluctuaciones de valor o de rentabilidad de ciertos sectores económicos. En este sentido, nos ofrece información realmente importante sobre la situación del mercado para evaluar su respectivo rendimiento y, por ende, nos induce a concretar o no cierta inversión.

Generalmente, a nivel global existen distintos tipos de índices bursátiles, los cuales destacan los sectoriales, nacionales e internacionales, no obstante, este último es uno de los más significativos debido a que lo conforman las mayores empresas del mundo. Ahora bien, según los expertos lo más recomendable es “diversificar” la inversión para evitar riesgos y pérdidas realmente muy valiosas.

Índices bursátiles más sólidos a nivel mundial

Los índices bursátiles más sólidos suelen clasificarse por bloques, como el europeo, el americano y el asiático, los cuales incluyen los siguientes:

  • Europeo: FTSE 100, DAX 30, CAC 40, IBEX 35.
  • Americano: Merval (Argentina), Bovespa (Brasil), Nasdaq 100 (Estados Unidos), Dow Jones (Estados Unidos).
  • Asiático: NIKKEI, TOPIX.

Un dato primordial es que en muchas ocasiones, los nombres de estos suelen estar acompañados por un número y, por lo general, esté señala la cantidad de compañías que lo integran. Desde el punto de vista financiero es una oportunidad para saber qué empresas participan o qué otras entran a ser parte del mismo.

Índices bursátiles mundiales: una buena forma de invertir para mayores beneficios
Rate this post