Cuando pensamos en fondos de inversión y en altas rentabilidades para el inversor medio, nos viene a la cabeza activos bursátiles y, fuera de este mercado, inversiones en materias primas o en objetos como joyas, vinos y otros artículos de lujo que se revalorizan con el paso del tiempo. Así, si nos dicen que la inversión en Lego es de las más interesantes que podemos hacer en el mercado, nuestra primera opción sería pensar a cuanto cotiza en el mercado de valores.

Pese a que en el mercado de valores, la empresa danesa funciona a un alto rendimiento (solo en 2017 facturó casi 4.700 millones de euros y ganó 1.050 millones), con la inversión en Lego nos referimos a la inversión material: adquisición de productos de la marca que se revalorizan con el paso de los años.

 

Por qué la inversión en Lego es tan recomendable

 

¿Y qué puede hacer atractivo invertir en «juguetes»? Exactamente a qué cotas llega su revalorización. Según un estudio de las investigadoras de la Universidad rusa Higher School of Economics, Victoria Dobrynskaya y Julia Kishilova basado en el mercado secundario (mercado de compra-venta de activos que ya han pasado por un «mercado oficial»), entre el periodo 1985 – 2015, las piezas Lego fue el producto que expermentó una mayor revalorización, exactamente una rentabilidad durante este lapso de tiempo del 11% anual (8% en términos reales).

Esto quiere decir que invertir en piezas Lego (en sets, se entiende), actúa como un valor refugio óptimo para una diversificación de carteras a alto nivel, ya que ni en periodos de crisis (de 1985 a 2015 se han sufrido varias de distinta índole) han perdido valor.

 

Cómo llevar a cabo una buena inversión en Lego

 

Como todo producto en el que invertir, no se trata de destinar una cierta cantidad a comprar productos Lego. La forma en la que llevar a cabo la inversión en Lego es similar a la que haríamos con los vinos: detectamos productos que pueden sufrir un aumento de su valor a corto – medio plazo y los adquirimos sin mayor voluntad que esperar al momento en el que puedan resultar más rentables para ponerlos nuevamente a la venta, en mercados especializados en estos productos o en mercados generalistas como eBay.

A diferencia de los vinos, lo que hace interesante invertir en Legos es que se trata de un producto de relativo bajo coste, y por tanto accesible al inversor medio que quiere diversificar su cartera ampliamente, sin necesidad de un capital inicial relativamente alto. Por ejemplo, una botella de vino de una buena cosecha tiene un coste en torno  a los 250 – 500 euros de media, mientras un set de piezas Lego sujeto a la revalorización, está en torno a los 50 euros.

¿Y cuáles son los sets de Lego con mayor probabilidad de revalorización? Ediciones especiales destinadas a la arquitectura o a reproducciones cinematográficas. En este sentido, todo producto referido a la saga Star Wars resulta de alto atractivo, siendo un ejemplo de ello es el set dedicado al personaje Darth Revan, personaje salido no tan siquiera de la vertiente cinematográfica de la saga, sino de su extensión en videojuegos, que salió al mercado en 2014 por un valor ínfimo de 3,99 dólares y, solo un año más tarde su precio en eBay alcanzaba los 28,46 dólares. Esto supone una envidiable prima del 613%.

Inversión en Lego: la rentabilidad más sorprendente del mercado
5 (100%) 5 votes