Tres mil millones de dólares al año es la cifra que se estima que pierde México anualmente por el robo de la gasolina. Ante esta realidad, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) tomó una medida que ha sacudido a 7 de los 32 estados del país: cerrar los gasoductos alterados.

 

Se trata de la medida más polémica que ha implementado el presidente mexicano, aunque su período de gobierno lleva apenas un poco más de tres meses en ejercicio y ahora se centra en otras polémicas menos comprometedoras, como la abierta con el estado español por la conquista de México.

 

La polémica estrategia para evitar la crisis de la gasolina en la economía mexicana

 

La acción consistía en cerrar las válvulas de cuatro de los 13 oleoductos de Petróleos Mexicanos (Pemex) con el fin de imposibilitar que las bandas de ladrones de gasolina, denominados “huachicoleros”, la extrajeran de los mismos.

 

Como esto representaba dejar a muchas ciudades sin el suministro debido, se emplearían pipas (camiones cisterna) para llevarla hasta las estaciones de servicio de los estados de México, Michoacán, Tamaulipas, Guanajuato, Querétaro, Aguascalientes y Jalisco.

 

Una medida tan radical ha traído una oleada de comentarios negativos, debido a que la lentitud en la distribución ha ocasionado colas kilométricas de automóviles esperando llenar sus tanques.

 

Pemex contaba con 1.600 camiones cisterna para satisfacer la demanda, y ha rentado 3.400 más ante el colapso del despacho. Además suman a 5.000 militares y policías destinados a resguardar los ductos de combustible.

 

El gobierno hace hincapié en que el problema no radica en que no haya existencia del producto, sino en las dificultades que se han presentando para poder llegar a tiempo a los sitios de destino.

 

Los resultados

 

Según la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) las pérdidas debido al problema de la gasolina alcanzan los 66 millones de dólares solo en tres estados, Michoacán, Querétaro y Guanajuato. Este dato fue obtenido luego de una encuesta realizada a 3.500 empresarios.

 

Las principales razones de la pérdida se debe a que las personas no han podido llegar a sus puestos de trabajo, ha habido retrasos en las entregas de productos y comida, despidos, y pérdida de dinero.

 

Pemex informó que la crisis ha provocado un déficit de 93.000 barriles diarios de gasolina, pero detalló que el robo se ha reducido drásticamente, de 126.000 a unos 3.000 barriles diariamente.

 

La estrategia de AMLO fue avalada por el Fondo Monetario Internacional. La primera figura de México aseveró que el programa generó ahorros por 132 millones de dólares, dato que se obtuvo de la cantidad de combustible robado que se evitó con la medida.

 

No obstante, hay un aspecto que aunque ha sido considerado falta por esclarecer. Los poliductos no solo conducen gasolina, también transportan petroquímicos, turbosina, diésel, o naftas, que es una mezcla de hidrocarburos líquidos, cada uno en diferentes días.

 

Las fechas en que se mueven cada uno de estos derivados solo la conocen los empleados de Pemex, por lo que es lógico intuir que existe complicidad interna en la petrolera.

 

Las investigaciones ya han arrojado algunos nombres, por lo que 15 cuentas bancarias han sido congeladas, supuestamente vinculadas con el tráfico ilegal. Revelan que hay altos funcionarios involucrados que han incurrido en el blanqueo de unos 522,5 millones de dólares.

 

El 11 de enero, el reportero Robbie Whelan, basado en los datos de la empresa  ClipperData, realizó un artículo para The Wall Street Journal donde aseguraba que la disminución de compra de crudo ligero a Estados Unidos también habría contribuido al desabastecimiento, situación que el líder izquierdista desmintió.

 

Mientras tanto, el gobierno se mantiene inflexible en modificar su decisión, al tiempo que los comerciantes y empresarios señalan que de extenderse por algunas semanas más la crisis, los daños serán irreversibles para la economía del país de los mariachis.

México y la incidencia de la crisis de gasolina en la economía
Rate this post