Con las figuras más fulgurantes del mundo deportivo de su lado y sumando año tras año beneficios sin perder la confianza del público, no es de extrañar que la estrategia de posicionamiento de Nike en 2019 siga sorprendiendo a Wall Street. Más aún siendo de las pocas empresas que pudieron presumir de sortear año tras año las tensiones mundiales, facturando, solo en el segundo trimestre de su último año fiscal, 9.370 millones de dólares, lo que corresponde a un 10% más que en el anterior ejercicio de 2017.

En lo que se refiere a sus ventas en Norteamérica, aumentaron en un 9% el año pasado, y las internacionales lo hicieron un 20%.

Con todo ello, sus números finales se alzaron en 850 millones en dicho trimestre, lo que se corresponde con una mejora del 10%. Todo ello aunque el negocio de ropa y zapatos deportivos masculinos varía y cada vez exige mayor innovación (que se lo digan a las cuentas y los balances de marcas como Crocs)

La estrategia de posicionamiento de Nike en 2019 en tres claves:

Exclusividad

Tras haber perdido un importante puesto en el mercado desde hace décadas gracias a la penetración de Adidas, Reebok y de Under Armour, seguido más atrás, la fórmula actual de su éxito se inclina al sentido de exclusividad. Sus competidores recurrieron a descuentos para liberar inventario y fiel a su modelo, Nike no lo hizo.

Así lo ha explicado su consejero delegado, Mark Parker, a los inversores. Su táctica se basa en realizar ediciones limitadas, sorteos de productos, la personalización del calzado y una marcada pasión por el mercado tecnológico y los zapatos inteligentes.

LeBron, Kipchoge, Byles y Mbappé son sus figuras bandera con las que vende no solo su vinculación con el poderío deportivo, sino también un estilo de vida que va más allá de su estelar desenvolvimiento en los estadios y canchas.

Crecer a pesar de

Ante el clima de inestabilidad que se respira en el mercado económico global, con tensiones tan marcadas como las de USA y China, Nike logró vender un 30% más de sus productos en el gigante asiático. El crecimiento no solo experimentó a nivel global, sino en cada categoría.

Con la exposición de semejantes resultados, sus acciones se elevaron en un 9% ese día, dando la sensación de ser “inmune” ante los embates mundiales.

La digitalización es su principal preocupación actualmente. El regreso de las zapatillas HyperAdapt, que fueron lanzadas en 2017 y que se ajustan digitalmente, tuvieron un costo de 720 dólares y solo se produjeron mil ejemplares. Un monto muy alto para un par deportivo, pero que se volvió un éxito por la estrategia empleada, vincularlos con los usados por Marty McFly en la venerada película de los años 80, “Volver al futuro”.

Ahora su deseo es optimizar la adaptación mediante una app y que el acoplamiento sea mejor. Serán exclusivas para el mundo del baloncesto y su costo será la mitad del pasado. Con el anuncio su fiel comunidad de compradores se mantiene a la espera.

En referencia a las ventas online, era de esperarse que también crecieran para el gigante. Un envidiable 41% se reveló en comparación con los resultados de 2017. El objetivo es crecer al 30% en 2023.

Valor a los empleados

Este monstruo deportivo tuvo que sortear críticas recientemente por la brecha salarial. Su solución fue subirle el sueldo a 7 mil empleados para evitar la discriminación.

En un documento interno la compañía reveló que además someterá a revisión el otorgamiento de primas, y el reajuste de los sueldos en un 10% de toda su plantilla, hombres y mujeres, garantizando así que todos ganen lo mismo por la ejecución del mismo trabajo.

Para 2019 China seguirá siendo su mercado meta, terreno en el que ha logrado conectarse con los consumidores. Mientras tanto, se esperan los reportes de la competencia para evidenciar hasta qué punto ha crecido lo que algunos expertos califican como “la mayor máquina de marketing del mundo”.

Posicionamiento de Nike en 2019: una inversión a seguir
5 (100%) 1 vote