Desde BeBroker queremos dar comienzo al año con la naturaleza con la que surgió este blog, recomendando técnicas de inversión que nos ayuden a hacer crecer nuestros ahorros pero, ¿tenemos que ser precisamente brokers para ello? Precisamente, gracias a lo que se conoce como social trading, ya no es necesario ser un experto en economía ni conocer los entresijos del mercado para poder ganar dinero invirtiendo. Pero, ¿Qué es el social trading exactamente? A continuación os ofrecemos una breve descripción que os animará a elegir esta metodología de inversión para conseguir aumentar los ahorros este 2019.

Qué es el social trading: definición para no iniciados

El social trading es una modalidad por la cual determinados inversores pueden, a través de una plataforma, replicar las inversiones de otros, y en consecuencia, obtener sus mismos beneficios.

Es evidente que la inversión requiere de ciertos conocimientos avanzados que no todo el mundo posee, por lo que hasta la aparición de este tipo de plataformas, sólo los traders experimentados estaban en disposición de obtener ganancias regularmente. Ahora, replicando precisamente las estrategias de éstos, podemos beneficiarnos de los mismos intereses que ellos.

Así, el social trading consigue que el pequeño inversor, aquel que se adentraba en los mercados sin apenas conocimiento de éstos con el loable deseo de hacer crecer sus ahorros, deje de salir mal parado ante cualquier fluctuación o cambio imprevisto, ya que se atendrán a estrategias que, si bien igualmente pueden fallar (nadie tiene en el trading ninguna fórmula que asegure el éxito), viene asesoradas y avaladas por profesionales del sector.

Gracias a este nuevo concepto, cualquier persona puede, actualmente, obtener grandes ganancias simplemente con seguir a los inversores adecuados. Esa es la única clave para ganar mediante el social trading: elegir bien a quién replicar la estrategia.

Cómo funciona el social trading

Tan sencillo como elegir a un inversor y replicar sus estrategias, lo cual también conlleva replicar sus montos pero, ¿dónde se encuentran estos inversores? La respuesta la encontramos en las plataformas de inversión o brokers online.

Las plataformas de social trading seleccionan a los inversores más exitosos y dan al resto de usuarios la posibilidad de seguirlos y replicar sus movimientos.

Cuáles son las condiciones para participar del social trading

Al implicar a varios actores (trader profesional, plataforma de trading), un porcentaje de las ganancias las reciben estos mismos, por lo que tanto estos inversores, -auténticos expertos en la materia y que, para seguir obteniendo beneficios de esta fórmula se emplean a fondo para hacer crecer los ingresos-, como las plataformas en las que participan, salen también beneficiados de la operación, siendo ambos recompensados con parte de los beneficios que hacen ganar a sus seguidores.

En consecuencia el trading social es lo más parecido que se puede encontrar a un win-win. El pequeño inversor tiene una referencia clara de donde poner su dinero, ya que sólo tiene que seguir a otros inversores exitosos para hacerlo, y estos inversores ven aumentadas sus ganancias cuantos más seguidores acumulan.

Además se trata de un sistema absolutamente justo. Si el experto se equivoca en sus inversiones, los seguidores le retirarán su confianza, algo que tal como hemos indicado, procurarán por todos los medios que no ocurra para seguir ganando a través de esta fórmula.

Cuándo no es recomendable el social trading

Tal como hemos indicado, el social trading es una de las mejores fórmulas de entrada para invertir, ya que permite empezar a conocer el ecosistema sin que una mala estrategia producida por el desconocimiento, haga peligrar nuestros ahorros.

No obstante, debemos tener en cuenta que es importante saber en todo momento en manos de quién dejamos nuestro dinero: podemos no conocer/entender la estrategia, pero lo que no podemos hacer es no conocer ni la plataforma en la que se lleva a cabo, ni el inversor, que debe venir avalado por cierto éxito en sus formulaciones.

Al momento en el que seamos capaces de reconocer las estrategias, e incluso cuestionarlas, será el momento ideal de abandonar el social trading y dar el salto a la inversión por nuestros propios medios, aunque sea replicando estrategias que veamos en foros o páginas especializadas en inversiones.

¿Qué es el social trading? ¿Por qué debo invertir este año?
Rate this post