Uno de los mayores medidores de estabilidad de un gobierno es el comportamiento de la Bolsa y los mercados de valores. Así, ante citas como las electorales, es común que por la incertidumbre que produce un cambio, o la frustración de que sigan los mismos ideales políticos, los índices bursátiles reaccionen a la baja. No ha sido el caso del nuevo gobierno del socialista Pedro Sánchez, tras el que se ha producido la que supone la primera subida del Ibex35 en su historia tras unas elecciones.

 

Subida del Ibex35 tras las elecciones del 28A: un hecho único en la Bolsa española

 

Desde su creación en 1992, el Ibex35 ha reaccionado el día después de unas elecciones con bajadas en sus valores. Un hecho que no es aislado únicamente en España, y que también se reproduce en otros índices como el estadounidense NASDAQ, el británico FTSE 100 (que ocupó notables titulares por sus bajadas tras la votación del Brexit) o el Nikkei 225.

Es por ello que es noticia que, tras las elecciones del pasado 28 de abril, el mercado reaccionara el lunes 29 con una subida del 0,27%, que podrá sonar a anecdótica, pero el hecho de que cierre al alza tras un domingo «de alta tensión», es lo que lo convierte en noticioso.

El record de bajadas tras un día de elecciones lo posee la primera legislatura de José María Aznar, recibida en el Ibex35 con una bajada del 5,26% al lunes siguiente. La media del resto de lunes tras una cita electoral se sitúa en bajadas en torno al 2,5%

 

Los motivos del «apoyo» a la presidencia de Sánchez

 

El miedo ya lejano a un gobierno marcado por la ultraderecha o una llave de gobierno exclusiva de partidos independentistas, ideas ya disipadas tras los resultados, a ayudado a que el mercado bursatil español cierre con ganancias su lunes post-electoral.

Por otra parte, el hecho de que se hayan cumplido las predicciones de los principales asesores financieros del país (que auguraban la victoria socialista con suficiente holgadez como para no depender exclusivamente de terceros), predicciones que históricamente suelen fallar o mostrarse inexactas, han sido otro de los motivos por los que el Ibex35 cerró en verde.

Por último, al estar los posibles pactos condicionados a lo que suceda en las próximas elecciones municipales del 26 de mayo, se abre un paréntesis que no se cerrará hasta el lunes post electoral del 27 de mayo, en el que la teoría de que siempre suceden bajadas se puede confirmar o, por el contrario, puede suponerse estas elecciones de 2019 como la excepción que confirma la regla.

Nuevo gobierno… ¿mayor estabilidad?

 

La sombra de una desaceleración económica en España continua presente, si bien tal como acabamos de indicar, no será hasta pasados los próximos comicios del 26 de mayo cuando se pueda hacer una lectura más amplia de cómo queda el espectro político en España.

No obstante, los resultados obtenidos confirman que, pase lo que pase, dos de los peores escenarios que se contemplaban entre economistas no se producirán: no habrá gobierno en clara minoría (gobernará la formación con mayor número de diputados) ni repetición de elecciones.

Esto calma a unos mercados que la inestabilidad de las dos propuestas anteriores, desalentaba a la hora de impulsar la inversión y con ello el crecimiento económico.

Respecto a las opciones del nuevo gobierno del PSOE, ya en mayoría (aunque simple), la que resulta de mayor recibo y gusto de las élites económicas es un pacto entre la formación roja y Ciudadanos, que ya era favorita desde el momento en el que se convocaron elecciones. Un gobierno en solitario también es preferible a la que se antoja como otra posible opción: reeditar el pacto con Podemos y las fuerzas independentistas.

El Ibex35 reacciona al nuevo gobierno con la primera subida de su historia tras unas elecciones
5 (100%) 1 vote